En un embarazo normal, el óvulo que liberan los ovarios entra en la trompa de Falopio. Si un espermatozoide la fertiliza, el óvulo fecundado se adhiere dentro del útero. Sin embargo, algunas veces el óvulo fertilizado puede adherirse fuera del útero. Esta afección se denomina embarazo ectópico.

El embarazo ectópico se puede detectar en las primeras semanas del embarazo mismo. Si su médico descubre un embarazo ectópico, usted necesitaría atención médica inmediata. Los embarazos ectópicos pueden ser tristes y espantosos. La tasa de supervivencia del bebé es extremadamente baja y usted puede necesitar algún tiempo para superar su pérdida. Afortunadamente, un embarazo ectópico no significa que nunca más puedas concebir. Muchas mujeres que perdieron su primer bebé a causa del embarazo ectópico han podido tener un embarazo sano y normal la segunda vez.

6 causas comunes del embarazo ectópico

6 causas comunes del embarazo ectópico

Las causas del embarazo ectópico incluyen:

  1. Una inflamación o infección de la trompa de Falopio puede hacer que ésta se bloquee total o parcialmente.
  2. El tejido cicatricial de una cirugía o una infección de la trompa de Falopio también puede dificultar el movimiento del óvulo fecundado.
  3. La cirugía en las trompas o áreas pélvicas en el pasado puede causar adherencias.
  4. Los defectos congénitos o crecimientos anormales pueden causar anomalías en la forma del tubo.

Estas causas suelen ir seguidas de ciertos factores de riesgo, como los siguientes:

  • Edad (especialmente el grupo de edad de 35-44 años)
  • Un embarazo ectópico en el pasado
  • Cirugía abdominal o pélvica previa
  • Enfermedad inflamatoria pélvica
  • Varios abortos provocados
  • Concebir con un dispositivo intrauterino en su lugar
  • Fumar
  • Endometriosis (crecimiento de los tejidos que recubren el útero fuera del útero).
  • Tratamientos de fertilidad.

Los signos y síntomas del embarazo ectópico incluyen:

  1. Sangrado vaginal mínimo
  2. Vómitos y náuseas con dolor
  3. Dolor en la parte baja del abdomen
  4. Calambres agudos en el abdomen
  5. Dolor localizado (el dolor se concentra en un lado del cuerpo)

El tratamiento del embarazo ectópico puede ser cualquiera de los siguientes:

  1. Si el embarazo no ha progresado demasiado, se administrará metotrexato. Esto absorbe el tejido del embarazo y puede salvar las trompas de Falopio.
  2. Los tubos se pueden retirar si se han roto o estirado y han comenzado a sangrar.
  3. La cirugía laparoscópica (operaciones realizadas por medio de incisiones menores) se puede realizar para extirpar o reparar las trompas y recuperar el embarazo ectópico. Si desea discutir algún problema específico, puede consultar a un ginecólogo.