El embarazo heterotópico es la existencia de dos embarazos simultáneos con sitios de implantación separados, uno de los cuales es un embarazo intrauterino viable (que ocurre en el útero) y el otro es un embarazo ectópico no viable (que ocurre fuera del útero, generalmente en una trompa de Falopio).

Un embarazo heterotópico puede ser tan peligroso como un embarazo ectópico y se hace aún más difícil por el hecho de que la mayoría de los padres quieren mantener un embarazo mientras tienen que terminar el otro.

Tasas de embarazos heterotópicos

Como todos los embarazos múltiples, el embarazo heterotópico es más común en parejas que conciben con procedimientos de reproducción asistida como la fertilización in vitro (FIV). Hasta dos de cada 1,000 embarazos asistidos resultan en un embarazo heterotópico.

Aunque es mucho menos común en las mujeres que tienen una concepción espontánea (natural), algunos cálculos sugieren que la tasa de embarazo heterotópico sigue siendo significativa, y oscila entre uno de cada 10.000 y uno de cada 30.000 embarazos.

Síntomas

Una mujer que experimenta un embarazo heterotópico puede o no tener síntomas. Esto es especialmente preocupante ya que la mitad de estos embarazos sólo se diagnostican cuando se rompe la trompa de Falopio.

Si los síntomas están presentes, pueden incluir:

  • Sangrado vaginal anormal
  • Dolor o calambres abdominales de leves a severos
  • Dolor en el costado
  • Mareos
  • Desmayo
  • Distensión
  • Náusea
  • Vómitos

Diagnóstico

En pocas palabras, es difícil para los médicos diagnosticar un embarazo heterotópico en sus primeras etapas.

Las mujeres pueden tener sangrado vaginal y cólicos, pero estos son síntomas que ocurren incluso en un embarazo normal. Al mismo tiempo, es fácil pasar por alto un embarazo heterotrópico durante un ultrasonido de rutina, ya que el técnico sólo puede examinar el feto en desarrollo en el útero y no pensar en mirar más allá de eso.

Si existe la sospecha de un embarazo heterotópico, por lo general, sólo en la cuarta o quinta semana se puede confirmar o descartar mediante ultrasonido. Hasta entonces, la futura madre necesitaría ser monitoreada de cerca con análisis de sangre hasta que se pueda hacer un diagnóstico definitivo.

Lo mismo debe aplicarse a las mujeres que se han sometido a un procedimiento de reproducción asistida si experimentan cualquiera de los síntomas antes mencionados.

Tratamiento para el embarazo Heterópico

Cualquier feto localizado fuera del útero no puede sobrevivir, y su presencia podría causar sangrado potencialmente mortal en la madre si un tejido se rompe espontáneamente. La buena noticia es que a menudo es posible hacerlo sin interrumpir el embarazo intrauterino. Esto típicamente involucra cirugía, la cual puede o no requerir la extirpación de la trompa de Falopio afectada.

Aunque los embarazos heterotópicos conllevan un mayor riesgo de aborto espontáneo (sobre todo si se trata de una ruptura), alrededor del 67 por ciento de las mujeres pueden llevar el bebé intrauterino a término.

Si usted ha experimentado la pérdida de un feto debido a un embarazo heterotópico, es perfectamente normal si usted se encuentra afligiendo a ese bebé incluso si el otro está bien. Permítase sentir y compartir esa pérdida con otras personas en las que confía.